Síguenos en las Redes

Header Ad

Últimos artículos

Categories

¿Podría la luz azul del tiempo en pantalla estar dañando tu piel y tus ojos?

Podría-la-luz-azul-del-tiempo-en-pantalla-estar-dañando-tu-piel
8 minutos de lectura

«Tu obsesión» por Instagram podría estar causándote arrugas… Entre los interminables vídeos de Tik Tok, los mensajes de WhatsApp, las publicaciones de Facebook, las noticias de Twitter o los periódicos digitales antes de levantarte por la mañana, las ocho horas de trabajo en tu ordenador y unos cuantos episodios en Netflix, Prime Video o HBO por la noche, se puede decir que pasas la mayor parte del día delante de una pantalla…

De hecho, un reciente informe de Nielsen ha encontrado que los europeos pasan casi la mitad del día, 11 horas para ser exactos, ante un dispositivo. Para ser justos, este número también incluye la transmisión de música como Spotify y la escucha de podcasts, pero es una parte alarmante (aunque no del todo sorprendente) de tu vida cotidiana.

Antes de que pienses que esto se va a convertir en una charla de «deja tu teléfono«, debes saber que el tiempo de pantalla no es tan malo; es un vínculo social y las industrias dependen de la tecnología para hacer negocios, compruébalo, esta historia… no existiría sin las pantallas.

Pero la realidad es que todo ese tiempo de pantalla está impactando negativamente en tu vida de manera obvia como tu sueño, tu memoria e incluso tu metabolismo y menos conocidas como tu piel.

Obviamente los expertos te van a decir que reduzcas el tiempo de pantalla, pero dependiendo de tu trabajo o estilo de vida eso puede no ser posible.

«Creo que deberíamos adoptar la tecnología y todas las formas maravillosas en que ha mejorado nuestras vidas. Sólo asegúrate de proteger tu piel mientras lo haces«,

Nos recuerda la vicepresidenta de desarrollo de productos en de una nueva marca de cuidado de la piel creada específicamente para combatir los efectos de la luz azul.


Qué es la luz azul

¿Qué es la luz azul?

El ojo humano es capaz de ver la luz como colores específicos cuando llega a una determinada longitud de onda. La luz azul es un tipo de luz que emite una luz visible de alta energía (HEV) que aterriza en la parte azul del espectro de luz visible.

Para el contexto, la luz ultravioleta (UVA/UVB) se encuentra en el espectro de luz no visible y puede penetrar hasta la primera y segunda capa de la piel. La luz azul puede llegar hasta la tercera capa…

La luz azul es parte de la luz visible a nuestros ojos. Constituye alrededor de un tercio de la luz visible que recibimos y se extiende a lo largo de 120 nanómetros del espectro visible, entre 380 y 500 nanómetros. Es la luz más energética en la porción visible del espectro, especialmente la luz azul de hasta 455 nm. El hecho de que sea muy energética la hace potencialmente peligrosa, aunque la luz azul es aún menos energética que la luz ultravioleta. Es la luz más energética que recibe nuestra retina, que es crucial para crear el fenómeno de la visión. La luz azul tiene dos caras… Se compone de:

  • Luz azul-violeta (entre 380 y 455 nanómetros, principalmente entre 415-455 nm) que acelera el envejecimiento de la retina.
  • La luz azul-turquesa (entre 455 y 495 nanómetros), esencial para el organismo, que contribuye a la regulación de nuestros ritmos biológicos: ciclo de sueño y de vigilia, efecto positivo sobre el bienestar y el estado de ánimo.

Hay dos fuentes principales de luz azul: el sol y las pantallas

El sol en realidad contiene más luz azul que los rayos UVA y UVB combinados, nos explica una doctora, dermatóloga de Miami. (P.D. En caso de que te lo estés preguntando: Sí, la luz azul es la razón por la que ves el cielo de color azul).

En el exterior es emitido por el sol, que es la mayor fuente de luz azul. En el interior también encontramos luz azul en los LEDs de la iluminación de nuestra casa y en las pantallas, pero los niveles de iluminación son más bajos.

Todas las pantallas digitales emiten luz azul (su smartphone, TV, computadora, tableta y reloj inteligente) y el daño se basa en la proximidad al dispositivo (lo cerca que está tu cara de la pantalla) y el tamaño del dispositivo.

Existe un debate sobre la intensidad y duración de la exposición a la luz que comienza a causar daños, y no está claro si la mayor parte de la exposición a la luz azul proviene del sol porque es una fuente más fuerte, o de las pantallas por su proximidad y tiempo de uso.


¿La luz azul es realmente azul?

Todas las lámparas que nos rodean contienen azul, pero no necesariamente en las mismas proporciones: una luz que tiende hacia el amarillo crea una atmósfera cálida con poco azul.

Por el contrario, una luz que es más bien de un blanco frío o de un color azulado, en realidad contiene mucho azul. Nuestras pantallas, por ejemplo, son más bien fuentes «blancas frías» con una importante emisión de luz azul.


Cómo puede afectar la luz azul a la piel

¿Cómo puede afectar la luz azul a la piel?

La relación entre la luz azul y la piel es complicada. La luz azul se ha estudiado para su uso en prácticas de dermatología para tratar condiciones de la piel, como el acné o la rosácea

Pero nuevas investigaciones han salido a la luz sugiriendo que la exposición de alto nivel y a largo plazo a la luz azul puede estar asociada con algunas condiciones de la piel menos que ideales, similares a la exposición a la luz UV.

Se cree que la luz azul, como la UV, puede crear radicales libres, que se cree que son la causa de todo ese daño. Los radicales libres son pequeñas partículas cosméticas que causan estragos en la piel, como la decoloración y las arrugas, nos cuenta una dermatóloga y profesora clínica asociada de la Escuela de Medicina de Yale.

Un estudio incluso demostró que la producción de melanina en la piel se duplicaba y persistía más tiempo cuando se exponía a la luz azul que a los rayos UVA. El aumento de los niveles de melanina puede provocar problemas de pigmentación como melasma, manchas de edad y manchas oscuras después de los brotes. Y cuando los probadores fueron expuestos a la luz azul y luego por separado a los UVA, hubo más enrojecimiento e hinchazón de la piel expuesta a la luz azul que la fuente de luz UVA.

En pocas palabras: Cuando se expone a la luz azul, la piel se estresa, lo que causa inflamación y conduce a daño celular. El daño a las células de la piel produce signos de envejecimiento, como arrugas, manchas oscuras y pérdida de colágeno. Para algunas buenas noticias: No hay datos que sugieran una correlación entre la luz azul y el cáncer de piel.


¿Qué impacto tiene la luz azul en nuestra salud?

La luz azul acelera el envejecimiento de la retina. Es uno de los factores de riesgo de la degeneración macular relacionada con la edad, DMAE, entre otros factores, el principal de los cuales es la edad, pero también factores genéticos y ambientales como el tabaco y la dieta. Varios estudios epidemiológicos han seguido a miles de pacientes durante varios años y han demostrado una correlación significativa entre la exposición acumulativa a la luz solar azul, que recibimos a lo largo de nuestras vidas, y la DMAE.

Aunque la DMAE tiene varios factores de riesgo, la exposición a la luz es uno de los factores sobre los que se puede actuar en base al principio de precaución, reduciendo la cantidad de luz potencialmente dañina a la que están expuestos nuestros ojos, especialmente mediante el uso de lentes de gafas no invasivas.

¿Por qué proteger los ojos de los niños de la dañina luz azul?

¿Por qué proteger los ojos de los niños de la dañina luz azul?

Nuestra vista cambia con los años. Antes de los 10 años de edad, los lentes cristalinos de los niños no desempeñan plenamente su papel de filtro y permiten el paso de la luz azul más dañina, incluso del 1 al 2% de los rayos UVA. Por consiguiente, es particularmente importante proteger sus ojos de las radiaciones nocivas como medida preventiva. Las defensas antioxidantes de los niños también son menos importantes, ya que sus ojos no están maduros.


¿Confundido en cuanto a si la luz azul es mala o buena?

Es importante señalar que ambas cosas pueden ser ciertas: la exposición a corto plazo (como durante un procedimiento en el consultorio de la dermatología) puede ser segura, mientras que la exposición a largo plazo (como el tiempo que se pasa frente a las pantallas) puede contribuir al daño del ADN y al envejecimiento prematuro. Sin embargo, las investigaciones todavía están en curso y se necesitan estudios más amplios para que surja cualquier evidencia concluyente.


¿Cómo se puede prevenir el daño a la piel por la luz azul?

Dado que renunciar por completo a los teléfonos no es realmente una opción viable, esto es lo que puedes hacer para prevenir todo este daño en la piel asociado con la luz azul. Además, es posible que ya estés haciendo mucho de esto en tu rutina diaria de cuidado de la piel.

  • Elige tus cremas de forma inteligente. Una crema antioxidante, como un producto de vitamina C para el cuidado de la piel, puede ayudar a combatir el daño de los radicales libres. Por ejemplo, el Skin Medica Lumivive System, que fue formulado para proteger contra la luz azul.
  • No escatimes en la protección solar, en serio. Aplica protector solar todos los días (sí, incluso en invierno, e incluso cuando esté en el interior), pero no cualquier protector solar. «El mayor error que comete la gente es pensar que su protector solar actual ya los está protegiendo«.
  • En su lugar, busca un protector físico (también conocido como protector solar mineral) con una alta cantidad de óxido de hierro, óxido de zinc o dióxido de titanio en sus ingredientes, ya que este tipo de protector solar funciona bloqueando tanto la luz UV como la luz HEV.
  • Para tu información: El protector solar químico funciona permitiendo que la luz UVA/UVB penetre en la piel, pero una reacción química transforma la luz UV en una longitud de onda no dañina. Mientras que este proceso es efectivo para evitar las quemaduras de sol o el cáncer de piel, la luz azul todavía puede penetrar en la piel y causar daño.

Los protectores solares son necesarios para protegerse de los UVA/UVB, pero no de la luz azul, así que otra opción es encontrar un FPS con ingredientes que se dirijan específicamente a esa preocupación. Se ofrece una línea de productos de luz azul, como el protector solar antioxidante urbano SPF 40, que tiene antioxidantes para combatir los radicales libres, óxido de zinc para la protección contra los rayos UV y extracto de ginseng que ha demostrado proteger contra el daño causado por la luz HEV.

Entonces ¿Cómo puedes proteger tus ojos de la dañina luz azul?

Lo ideal es filtrar parte del azul-violeta en su pico de toxicidad (entre 415 y 455 nanómetros) mientras se permite el paso de la luz azul-turquesa, esencial para nuestro bienestar. Para preservar todo el resto de la luz visible, mantener una buena visión de los colores, no modificar nuestros ciclos biológicos y favorecer el uso de gafas en todas las situaciones, necesitamos una lente clara y transparente con el tinte más neutro posible.

¿Cómo puedes proteger tus ojos de la dañina luz azul?

Añade algunos accesorios a tu tecnología: Considera la posibilidad de comprar un filtro de luz azul para ordenadores y tablets, o disminuye la configuración de la luz azul en tu teléfono (te permiten programar el turno nocturno para este mismo propósito).

También puedes comprar gafas de luz azul para ayudar a frustrar la tensión ocular y el daño a su salud ocular, pero también para prevenir las arrugas en los ojos y la hiperpigmentación. Lo ideal es elegir gafas que filtren una parte de la luz azul-violeta, y dejar pasar la luz azul turquesa, beneficiándose del tinte más neutro posible. Hoy en día, las lentes de gafas son productos de alta tecnología cuyas características van más allá de la corrección de la visión: también protegen los ojos de la radiación nociva y mejoran la calidad y el confort de la visión. Sus lentes pueden así limitar las molestias ligadas al deslumbramiento, beneficiarse de un tratamiento para ser más resistentes a los arañazos y a la suciedad, y reducir las molestias ligadas a los reflejos. Es importante tener en cuenta todos estos criterios a la hora de elegir las gafas que filtran la dañina luz azul.

Bajar el brillo de tu monitor: ¿es suficiente para proteger tus ojos de la dañina luz azul?

Bajar el brillo de la pantalla disminuirá la cantidad de luz que recibimos y por lo tanto reducirá la cantidad de luz azul que reciben nuestros ojos. Por lo tanto, es un paso excelente, pero para su comodidad y rendimiento visual, no dejes tu pantalla con un nivel de brillo bajo durante todo el día.


Podemos filtrar el 100% de la luz azul¿Podemos filtrar el 100% de la luz azul?

Es muy posible filtrar el 100% de la luz azul. Sin embargo, la única solución para filtrar el 100% de la luz azul es un cristal anaranjado que corta el 100% de esta luz entre 380 y 500 nanómetros. Como se trata de una banda muy ancha en lo visible, un cristal que filtre el 100% de la luz azul tendrá un tinte muy fuerte:

  • Así que le quita totalmente la visión del azul y la visión del mundo se vuelve naranja.
  • Es una lente que es difícil de usar todo el tiempo, especialmente frente a una pantalla, y no puede ser usada mientras se conduce.
  • También significa que el azul-turquesa se filtra, pero el azul-turquesa desempeña un papel esencial en la regulación de los ritmos biológicos.

¿Se ve afectada la visión en color cuando se filtra la luz azul?

Al filtrar el 20% de la luz azul-violeta, se filtra una porción muy selectiva de la luz que no perjudica la visión del color. El ojo es mucho más sensible a los tonos verdes. Cabe señalar también que la luz azul-violeta no es la zona en la que el ojo es muy sensible en cuanto a la visión de los colores (a diferencia del verde, por ejemplo).

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    uno × cinco =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies